Textos

Ver todo

Últimos Coments:

Langstrum (Sabiduría): Hola! JLC tiene un artículo sobre los ti… 24/Jun 14:40
Alguien (Carta abierta de …): Ganar consciencia, hacer soportables los … 23/Jun 14:01
Cloe (El secreto del eq…): Totalmente de acuerdo. Comprende tu al ot… 23/Jun 13:00
Neo (Carta abierta de …): Magnífica la carta y magnífico el comenta… 23/Jun 03:05
Lily Las Vegas ("Si tu familia es…): Este poema, en principio, no significaba … 22/Jun 15:50
Sarasvati (Carta abierta de …): Millón de gracias, Jose Luis, que maravil… 22/Jun 14:37
JLC (Carta abierta de …): Totalmente de acuerdo, VVVV. Es una colo… 22/Jun 12:05
JLC (Odio al hij@): Muchas gracias, Sandra, por tus palabras… 22/Jun 11:56
VVVV (Carta abierta de …): Gracias Jose Luis por poner voz, no sólo … 22/Jun 11:51
Sarasvati (Sala de Ser 2017): Tomo nota de las tuyas, Tatum. Gracias a… 21/Jun 23:59
  Sala de Ser
  RSS ¡Suscríbete!

Mis ebooks






Ver más

Temas

Me gustan

 Cine

Citas

Facebook



 
Últimos comentarios del blog:
Langstrum (Sabiduría): Hola! JLC tiene un artículo sobre los ti… 24/Jun 14:40
Alguien (Carta abierta de …): Ganar consciencia, hacer soportables los … 23/Jun 14:01
Cloe (El secreto del eq…): Totalmente de acuerdo. Comprende tu al ot… 23/Jun 13:00
Neo (Carta abierta de …): Magnífica la carta y magnífico el comenta… 23/Jun 03:05
Lily Las Vegas ("Si tu familia es…): Este poema, en principio, no significaba … 22/Jun 15:50
Sarasvati (Carta abierta de …): Millón de gracias, Jose Luis, que maravil… 22/Jun 14:37
JLC (Carta abierta de …): Totalmente de acuerdo, VVVV. Es una colo… 22/Jun 12:05
JLC (Odio al hij@): Muchas gracias, Sandra, por tus palabras… 22/Jun 11:56
VVVV (Carta abierta de …): Gracias Jose Luis por poner voz, no sólo … 22/Jun 11:51
Sarasvati (Sala de Ser 2017): Tomo nota de las tuyas, Tatum. Gracias a… 21/Jun 23:59
22 Febrero 2011

Odio al hij@

Por JOSÉ LUIS CANO GIL
Uno de los tótemes fundamentales de nuestra civilización es, como sabemos, el Cuarto Mandamiento, que afirma que todos los hijos "deben" amor y gratitud a sus padres. Un tótem inverso asegura que "todos" los padres  aman a sus hijos. Pero atención, pues este segundo mito no dice que los padres "deban" amarlos,  sino que  siempre los aman, espontáneamente, por el hecho mismo de ser padres. Por "naturaleza". Extraña asimetría. El amor parental se da por supuesto; los padres no necesitan demostrar ni esforzarse en nada. En cambio, los hijos son sospechosos a priori; su amor debe "demostrarse" con esfuerzo... Dejando a un lado esta lamentable doble moral, ¿es verdad que todas las madres y padres aman a sus hijos?

Debemos admitir que una persona que voluntaria o accidentalmente trae al mundo un hijo no es más que una persona... con un problema añadido. De hecho, a menudo se trata de un problema abrumador (por su inapelable exigencia de responsabilidades, esfuerzos, recursos emocionales, cambios de vida...). Por tanto, igual que frente a cualquier dificultad (personal, familiar, laboral, social), un progenitor/a reaccionará simplemente como le permita su personalidad, su neurosis y sus circunstancias. Es decir, con todas las aptitudes, pero también con todas las limitaciones (ansiedades, miedos, ira, estrés, proyecciones neuróticas y demás psicodinámicas humanas) de su manera de ser. No existe la madre o padre perfectos. Tampoco ningún supuesto "instinto" (ya sea de índole psíquica, bioquímica, etc.) que ayude a nadie a ser un progenitor/a amoroso y eficaz. Sólo existen personas que, desde toda clase de condicionantes íntimos y externos, manejan la crianza de sus hijos como pueden.  (1)

El amor de los padres no es, pues, nada fácil ni "espontáneo". Se trata más bien de una aptitud, un arte, incluso un "lujo" de las personas más maduras y capaces emocionalmente. ¿Y quiénes podrán permitirse tal lujo? Obviamente, quienes tuvieron la suerte de ser (y seguir siendo) amadas, o quienes aprendieron con ayuda de la vida o la psicoterapia a conocerse y amarse mejor a sí mismas y, por tanto, a los demás. Ahora bien, como toda dinámica amorosa va necesaria e inconscientemente ligada a dinámicas variables de odio, ira, rencor, etc., la verdad es que todos los progenitores sin excepción albergan contra sus hij@s, más 0 menos secretamente, determinadas magnitudes de tan "inconfensables" sentimientos.

A veces, la hostilidad inconsciente de una persona puede ser muy superior al amor que también experimenta. En cualquier caso, el hecho de que casi todos los padres, debido a colosales prejuicios culturales y, sobre todo, a sus insoportables sentimientos de culpa, se nieguen a reconocer dicha hostilidad, es una de las causas principales de la neurotización infantil (y, más tarde, adulta). Por eso, en mi opinión, ninguna psicoterapia (individual o familiar)  puede mejorar la felicidad de nadie si no incluye la valiente exploración, aceptación y canalización de los sentimientos hostiles (mal llamados "negativos") entre las personas.

¿Por qué una madre o padre odia a su hijo/a? Los motivos son tantos y tan similares como los que pueden generar el odio a cualquier otra persona. Por ejemplo, el progenitor/a puede sentir ansiedad, agobios persecutorios, rencor, celos, envidias, agotamiento, frustraciones insoportables, rechazo básico, preferencia por otros hijos... Puede carecer narcisistamente de toda empatía hacia los sentimientos, necesidades, espontaneidad, ansias de juego y expresión, talentos, etc. del niño... Puede sentirse totalmente desbordado y resentido por las insaciables demandas de éste, sintiéndose obligado (exclusivamente desde la culpa) a darle un afecto, cuidados y paciencia que jamás recibió de sus propios padres... Puede incluso que, desde su profunda neurosis, la madre o padre ni siquiera logre soportar la vitalidad, la alegría, la autonomía, la imprevisibilidad, la creatividad de sus hijos... Etcétera. Esta clase de progenitores, en fin, siendo en el fondo unos "niños grandes", sufren, compiten, envidian, dominan, agreden, mutilan y desfogan continua e inconscientemente sus heridas reprimidas contra los hijos, en un esfuerzo desesperado por conservar cierta "estabilidad" psíquica.

Esto es el odio parental.

Y se necesita un valor, un coraje inmenso para asumirlo. Mucho más, incluso, que para afrontar el odio a los propios padres, o para descubrirse a uno mismo. Pero hay madres y padres extraordinariamente valientes que sí se atreven a explorarlo. ¡Desde aquí mi más sentido homenaje a ellos!

__
1. Una prueba de que no existe ningún "instinto" maternal o paternal ni cualquier otra ayuda "de sangre" para la crianza es, no sólo que cualquier cuidador adoptivo podría hacerlo mejor, sino la existencia misma de la neurosis universal. Todos los instintos humanos hace ya mucho tiempo que desaparecieron, sustituidos por los mandatos socioculturales y, sobre todo, deformados por las fortísimas compulsiones inconscientes derivadas de milenios de maltrato infantil en todas las latitudes. En otras palabras, cualquier lazo afectivo en cualquier ámbito sólo podrá ser tan bueno como lo permitan las condiciones intrapsíquicas y sociales de las personas vinculadas.
 
 Temas relacionados:
- Odio a la madre
- Odio al padre
- Otros artículos tema "ODIO"

Maltrato infantilUn momento para todo
ÍNDICE | PORTADA

13 comentarios
ComentarÚltimo Comentario
 Susana   22/Febrero/2016 00:06
Yo acepto que odio a mi hijo
Somos como el agua y el aceite
Y por el he tenido problemas judiciales cuando tenía 10 años
Y ahora con 15 amenazas del el con la policía , donde admito que me enojó soy un poco violenta , pero el al punto de pegarme tirarme al sueño y agárrenme a golpes , como no odiarlo ya no aguanto esta situación
Mis ojos son mi hija de 7 años   Resp.
 Maria  22/Marzo/2016 03:38
(A Susana ) Su hijo fue deseado y planeado? Usted termino mal con el padre de su hijo? hay veces no notamos lo que nosotros hicimos o hacemos sin conciencia, OJO: NO LO JUSTIFICO. A mí mi padre me trato horrible cuando niña, era una agresión psicológica y física. Ahora lo enfrento y creame que si él me pusiera una mano encima nos vamos a arrepentir los dos. La ira es el disfraz de la tristeza, lo reconozco, porque mientras más rencor y coraje siento, termino llorando de tristeza, porque me afecta aunque no quiera y eso me enoja. Busque ayuda psicológica, su hijo debe tener a alguien que sea su "talón de Aquiles" alguien a quien él respete y este dispuesto a brindarles su ayuda y apoyo.   Resp.
 Gloria  30/Diciembre/2016 02:51
(A Maria) Yo no odio a mi hijo..odio a morir su forma de ser..de comportarse..odio su actitud egoista asia sus propios hijos..se aisla de ellos y vive undido en las drogas..nosotros sus padres le dimos todo de niño hay estuvo nuestro error y lo asumo..el nos pago con una moneda sin valor que no esperabamos ..pero ahora entiendo que es la moneda que circula en la vida de quienes concienten de mas a sus hijos sin enseñarles a ganar la moneda circulante..bueno..ahora mismo estoy atada de pies y manos..vive con nosotros y mi esposo no se atreve a echarlo..por sus niños..aunque a mi me importan mis nietos los amo...y ver que el no le importa ni su vida menos la de quienes le rodeamos me esta matando..e muerto en vida ,no tengo vida social..ni ganas de divertirme como cuando el era niño..odio todo.es dura la vida mia vacia sin sentido.. me cae mal las actitudes de este pelafustan que lamentablemente es mi hijo...   Resp.
 ALFREDO  28/Mayo/2017 03:37
A SUSANA, MARÍA Y GLORIA:
Amigas no se preocupen, el odio que sienten por su hijo es totalmente justificable, se trata de soportar conductas violentas hacia sus personas. Exista el dicho popular dice que "a los hijos se les quiere por sus acciones" y las acciones que describen haber sufrido no son caricias ni besos.

El escrito del Sr. Cano Gil nos habla del odio inconsciente de los padres hacia los hijos, tanto hacia los que se portan bien como a los mal portados cuando dice que este tipo de padres "sufren, compiten, envidian, dominan, agreden, mutilan y desfogan continua e inconscientemente sus heridas reprimidas contra los hijos, en un esfuerzo desesperado por conservar cierta "estabilidad" psíquica"

El caso de ustedes y el mío forma parte de otro tema, desde mi punto de vista se trata de Trastorno de Déficit de Atención con Violencia que presenta alguno de nuestros hijos y muchas veces es propiciado por partos de alta dificultad y no por falta de atención nuestra

Sin embargo el buscar alguna respuesta al comportamiento irresponsable del hijo en cuestión, y el entender que no tiene curación nos la pauta a entenderlo y no permitir que esto destruya nuestra vida

¡ ya sé, se me criticará y algunos Psicólogos dirán que encajo en una posición de odio inconsciente hacia los hijos! pero yo solo les pido pónganse en los zapatos de algunos de nosotros y generen respuestas ante situaciones parecidas y no solo literatura   Resp.
 RAC  28/Mayo/2017 12:55
(A ALFREDO) Hola, yo tb creo que el artículo se refiere mas a un odio q pasa rápido al inconsciente, y no por ello, menos devastador. El sentimiento de culpa reactivo puede hacer q ese hijo se convierta en un apéndice de la madre, lo que puede conllevar en problemas graves de maduración del hijo. De igual forma, durante los primeros meses de vida, el hijo capta las emociones maternas y si ésta se encuentra deprimida, o no disponible emocionalmente para el bebé, éste lo va a vivir como algo intolerable generando un sentimiento de hostilidad hacia ella, q tb reprime por la culpa (La madre muerta, A. Green). Un ejemplo de ésto lo vivimos en Espańa con la muerte de Antonio Flores, lo q le llevó al suicidio no fue el "amor hacia su madre", sino más bien el odio introyectado hacia ella cuya culpa gestó esa simbiosis patológica, q le condujo a tan trágico final. Si se hubiera psicoanalizado, a lo mejor, seguiríamos disfrutando de la música de este gran artista.   Resp.
 Sarasvati  28/Mayo/2017 13:49
(A RAC) Me pregunto, cuántas heridas narcisistas en la más tierna infancia se están haciendo actualmente y con total normalidad y visto además como "lo mejor para el niño" y "lo necesario para èl" debido a los "beneficios en su socialización" con el tema de las guarderías, escuelas infantiles y colegios a edades tan sumamente tempranas.
Para mí, esto genera mucho más dolor al niño que una Guerra ( Winnicott, detalló los daños de la ausencia física de las madres en el niño) y por ende es sufrido por las sociedades enteras. Desde mi punto de vista es un "Holocausto" normalizado.

Y Green, amplia este daño a "la ausencia temprana de la madre ocasiona una desinvestidura masiva y radical del niño, dejándolo con huellas inconscientes en forma de “agujeros psíquicos”. El niño vive la pérdida repentina de amor como una catástrofe, y a su vez también desinviste a la madre como objeto. La desinvestidura del objeto materno deja “un agujero en la trama de las relaciones de objeto con la madre” y una identificación inconsciente con ella".

Entonces, unamos las dos teorías la de la Guerra de Winnicott (aspecto guarderías, etc) y la casi epidemía de depresiones maternas que existen actualmente ( Green).... Tendremos unas sociedades campletas de dolor en muy breve espacio de tiempo, humanos heridos profundamente, violencia, grandes agujeros psiquicos e incontrolables actos de frustraciones.

Es muy desolador el panorama y lo peor es que será así, se sabe y no se hace nada. Solo "remiendos a los descosidos".

Un beso   Resp.
 RAC  28/Mayo/2017 15:01
(A Sarasvati) Totalmente. Yo con la terapia he descubierto q la raíz de mi tristeza era esa, la madre muerta (psíquicamente), y q las circunstancias vitales posteriores "fijaron" el trauma. Es muy duro aceptar q la persona "q más quieres" (apego patológico) te haya perjudicado tanto....y cómo ha condicionado el rumbo de tu vida...a nivel laboral, sentimental,....Me preocupa lo Green decía respecto a la dificultad en el trabajo terapeútico con este tipo de pacientes....pero hay q intentarlo, me niego a pensar q el dańo sea irreparable...habrá secuelas, seguro, pero q puedan ser compatible con una vida llevadera. Llevo casi dos ańos con una depresión mayor, horrible, creo q sólo quien lo haya vivido en sus propias carnes se puede hacer una idea...pero creo q atravesar y comprender este sufrimiento hará posible el cambio, o eso espero.   Resp.
 Sarasvati  28/Mayo/2017 19:15
(A RAC) El otro día leí en este extraordinario Blog, debido a su autor, la comparación de la herida emocional (por llamarlo ahora así) con un accidente. Y me maravillé, en mi mente para ir aceptando muchas cosas (maldita infancia) y atreverme a seguir hacia delante en determinados momentos de oscuridad (causados por dicho maltrato), pensaba que tenía que hacerlo aceptandome como si de un accidente había salido, también pensaba en los animales heridos (fisicamente y emocionalmente) y que siguen hacia delante cada uno con sus limitaciones y aceptando eso continuo. Aprendiendo a ver mis limitaciones, aceptando mis características y evitando que la frustración por no poder ser lo que quiero y como quiero ser (que de eso no ayuda nada la sociedad, con la malditas frases "se quien quieras ser" y toda esa basura mediática de lo positivo y atracción positiva), dañe a mi alrededor.

RAC, claro que merece la pena continuar, te lo aseguro.... mucho ánimo y sobretodo felicidades por tu admirable deseo y los pasos que vas dando a tu recuperación.   Resp.
 RAC  29/Mayo/2017 14:04
(A Sarasvati) Muchísimas gracias Saravasti. Cuando se está así, la sensación de soledad, hundimiento, nula autoestima, autodesprecio es brutal y mensajes como el tuyo, reconfortan. Mucho ánimo y fuerza para tí tb. Un abrazo.   Resp.
 Sarasvati  29/Mayo/2017 15:18
(A RAC) Gracias a tí y un fuerte Abrazo!   Resp.
 claudia  16/Junio/2017 00:24
ola si el odio entre madre e hijo o hija es a veces extraño y raro.

si es verdad yo tengo un resentimiento por mi madre.. y por lo tanto por mi hija... es como un triangulo.. aunque suene raro siempre fui buena gente con mi madre y mi hija... pero nunca imagine que ellas en silencio alimentaran sentimientos negativos hacia mi... eso me dolió mucho.. después de un tiempo se empezó a manifestar este resentimiento,, y a mi me dolió mucho. en tonces yo empece hacer cosas para agradecerles.. fue mas doloroso aun por que esto me bajo mucho la autoestima pues yo me culpaba de su resentimiento hacia mi,, termine anulada y a la postre de ellas.. con el fin de que no tuvieran malos sentimientos hacia mi... tan así que permite malos tratos , humillaciones... todo por querer su afecto y respeto.. pero eso fue peor.. por que fue generando en mi resentimiento también y a la final termine atancandolas y maltratandolas.. deber que y hasta el dia del hoy eso se conviritio en un infierno y lo peor son cínicas para ellas la mala soy yo que tal estas... ellas no recoocen que de su resentimiento me han maltratado... en fin eso es como una cadena d e nunca acabar..   Resp.
 Sandra Vega  21/Junio/2017 16:52
Wow, ¡qué maravilla de blog! Excepcionales artículos (entradas), que leo con avidez, y créanme, los leo a ustedes (españoles en España) y wow de nuevo: están mucho más conscientes, despiertos y avanzados que nosotros acá en México... mucho más dispuestos a ver la realidad como es. Aquí compartir artículos como éste o como el de Ramón Soler "El perdón nunca ha curado a nadie", levantan, literal, ámpula. Son poquísimos los dispuestos a decir las cosas como son, sin tapujos ni pelos en la lengua (como decimos acá). Decir que se siente odio hacia alguien es equivalente a ser paria socio-emocional. Todas las terapias, todos los grupos de ayuda están obsesionados con el perdón, sin cura, claro. Está muy de moda acudir a centro budistas y clases de yoga, las cuales venden esa idea de ser la mejor versión de ti, perdonar no-matter-what , ser un pequeño Jesús o Buda. Es agotador vivir así y ya no puedo seguirme auto-engañando.
Me da mucho gusto ver que, a pesar de el terrible y hondo dolor, de las cargas psíquicas de infancia, ustedes son capaces de ver la realidad tan cruda como es y no esconderse detrás de la negación.
Felicidades. Les mando un abrazote (como decimos nosotros, jajaja), desde acá hasta allá a todos y cada uno, y fuerza, que la vida no es ni de cerca panacéica, pero estamos aquí para intentarlo, qué MÁS podemos perder salvo los miedos.   Resp.
 JLC  22/Junio/2017 11:56
(A Sandra Vega) Muchas gracias, Sandra, por tus palabras, y por tu escalofriante testimonio. Lo comparto por completo.

Con los años he ido descubriendo que, salvo una pequeña minoría de terapeutas "heterodoxos" que trabajamos más o menos al margen de los valores dominantes, la "Psicología" como tal aún no existe. O desapareció hace tiempo.

¡Otro abrazote para ti! :)   Resp.
 

Publicar un comentario:

(Previa revisión del Moderador • Normas)

Control Antirobot:
 

Maltrato infantilUn momento para todo
 
Página Facebook:
JOSÉ LUIS CANO GIL  •  © Copyright 2002-2017  •  Engine: Pivotx
Blogalaxia   Paperblog  psicólogos en Barcelona (ciudad) y Barcelona