Últimos Coments:

Titilandum (Amor y amistad (o…): Supongo que la solución pasaría por la ac… 21/Nov 01:21
JLC (Amor y amistad (o…): Desgraciadamente no le veo mucha solució… 20/Nov 10:22
JLC (Sala de Ser 2017): Nos tienes intrigados con ese proyecto, … 20/Nov 10:11
Titilandum (Amor y amistad (o…): Dos personas (o más...) pueden suplementa… 19/Nov 22:20
salvador gaviota (Sala de Ser 2017): Estimados Olga y José Luis,la Enciclopedi… 19/Nov 21:05
miguel angel mart… (Tu atmósfera secr…): En este comentario, estoy totalmente de a… 19/Nov 17:43
ARCHIVO
 Sala de Ser
RSS

Mis ebooks






Ver más
 Cine

Temas

Citas

Facebook



 
Último post: Últimos comentarios:
Titilandum (Amor y amistad (o…): Supongo que la solución pasaría por la ac… 21/Nov 01:21
JLC (Amor y amistad (o…): Desgraciadamente no le veo mucha solució… 20/Nov 10:22
JLC (Sala de Ser 2017): Nos tienes intrigados con ese proyecto, … 20/Nov 10:11
Titilandum (Amor y amistad (o…): Dos personas (o más...) pueden suplementa… 19/Nov 22:20
salvador gaviota (Sala de Ser 2017): Estimados Olga y José Luis,la Enciclopedi… 19/Nov 21:05
miguel angel mart… (Tu atmósfera secr…): En este comentario, estoy totalmente de a… 19/Nov 17:43
22 Junio 2017

Carta abierta de un terapeuta a los padres de sus pacientes

Por JOSÉ LUIS CANO GIL

Estimados padres,

Como psicoterapeuta de vuestros hijos/as, me siento obligado a comunicaros que la mayoría de ellos están bastante heridos. Sus personalidades son demasiado débiles para afrontar o adaptarse con éxito a las exigencias de la vida, de lo que derivan los diversos síntomas que sufren. Vuestros hijos, dada la total falta de pruebas médicas que lo demuestren, no están enfermos. No sufren la menor anomalía genética, biológica ni de ningún otro tipo. Simplemente padecen un desarrollo emocional insuficiente (al menos, de momento). Y las causas de ello, tras muchas y profundas entrevistas, sólo podemos hallarlas en las durísimas condiciones de crianza que durante muchos años han soportado.

Anónimos padres, hablando con sinceridad, los problemas emocionales de vuestros hijos resultan claramente de los muchos errores, desamores y/o agresiones que han sufrido desde niños -y suelen sufrir hoy, aunque quizá más suavemente- en el seno de vuestras familias. Estos errores, desamores y/o agresiones no tienen por qué haber sido voluntarios y ni siquiera conscientes por parte de nadie, pero han sucedido. Y cualquier problema posterior que hayan tenido en la escuela, la adolescencia, sus relaciones adultas, etc., sólo podemos considerarlo una derivación, una secuela más de los frágiles cimientos y estructura de su personalidad. La cual, como es bien sabido actualmente, sólo puede madurar en el seno de familias con vínculos positivos y afectuosos. 

No se trata obviamente, padres, de culpabilizar a nadie. Con absoluta certeza, vosotros habéis criado a vuestros hijos/as como habéis sabido o podido, o incluso mejor de como fuísteis criados por vuestros propios padres, y en muchos casos jamás os dísteis cuenta, ni nadie os ayudó a percataros, de los daños ocultos que iban acumulándose en sus corazones. Pero tales daños existen. Y si realmente amáis a vuestros hijos, si deseáis de verdad comprenderlos y ayudarlos en lo sucesivo, sólo podréis hacerlo asumiendo con coraje que sus trastornos son inseparables de vuestras relaciones familiares no ya en el pasado, sino también en el presente.  Y, por supuesto, respetando al máximo los síntomas (incomprensibles para vosotros) de tales trastornos y los procesos curativos que requieren.

Yo confío en que vuestros hijos seguirán madurando, ya sea con ayuda de mi terapia o la de otros profesionales, o de la propia vida. Pero debo preveniros sobre el hecho de que, debido precisamente a tal maduración, acaso ya nunca más vuelvan al "redil" familiar, tal como vosotros quizá esperáis. Muchos de ellos tal vez nunca puedan o quieran perdonaros por los daños sufridos. Esto es muy natural y será tanto más probable cuanto menos comprensión, dolor y sincero arrepentimiento mostréis vosotros, padres, por vuestros inevitables errores. En otras palabras, cualquier sincera reconciliación familiar dependerá siempre, necesariamente, de la lucidez, coraje y humildad con que logréis asumir -y corregir- vuestra participación/responsabilidad en los dramas familiares que determinaron los trastornos de vuestros hijos.

Sé muy bien que dicho reconocimiento es extremadamente doloroso para vosotros, padres. Aunque también sabemos todos que nunca es tarde para comprender, para rectificar, para pedir ayuda psicológica si es preciso, para aprender a amar. Esto es algo que cada madre y cada padre debe decidir en su corazón... Por mi parte, como terapeuta seguiré ayudando con todas mis fuerzas a vuestros hijos a descubrir las verdades familiares que los dañaron, a fortalecerlos y defenderse mejor contra ello, y a promover al máximo el crecimiento de sus alas para que puedan volar hacia donde libremente decidan.

Desconocidos padres de mis pacientes, con mis mejores deseos os envío un saludo.

Las relaciones virtualesLa otra cara de tu luna
PRINCIPAL | ARCHIVO

7 comentarios
ComentarÚltimo Comentario
 VVVV  22/Junio/2017 11:51
Gracias Jose Luis por poner voz, no sólo a los que ya siendo adultos hemos podido entender nuestro caótico rompecabezas de emociones, también porque muchos padres de niños y niñas os leerán, y algunos a pesar del escozor inicial podrán hacer algo con esto. Porque no todo está perdido en una persona que ha sido maltratada mucho años en su infancia.

Siento a unos padres perdidos, que muestran aparente indiferencia y alejamiento porque también fueron tratados así. Enfermos y con dolores, cuya causa la ciencia pueda justificar. Pero no soy yo quien ha de sanarlos, ni arreglar su ceguera, de hecho todos los hijos antes de distanciarnos intentamos una y otra vez encontrarnos con nuestros padres y de nuevo llega el zarpazo, el latigazo, el desprecio, los reproches si no les entiendes o muestras tus heridas. Se parece mucho al maltrato entre parejas, pero aquí es peor por lo que siempre hablamos en este espacio, el gran mandamiento "Honrarás a tu padre y a tu madre...aunque te arruinen la vida". Así es que aunque te distancies en algún momento reaparecen como espectros, recordándote lo no haces por ellos.

Es cierto que no saben hacerlo de otra forma. Pero en algunos no hay retorno posible, porque no se cuestionan que ese alejamiento no es para hacerles daño, si no para evitar ser dañado. Siguen siendo agujeros negros insaciables de cuidados y atenciones que reclaman de forma equivocada a sus hijos.

En cuestiones de amor, el sentirse queridos y aceptados es una historia que nos gustaría vivir desde la llegada al mundo. Y ahí andamos a media luz, reclamando a otros que llenen nuestros vacíos.

Pero el despertar de las emociones, el hacerse cargo de la parte que le toca a cada uno,sobre todo cuando comienzas a descubrir los porques, es un viaje complicado por lo que entiendo que algunos prefieran quedarse en la ceguera.

Así están muchos padres ciegos, y aunque suene fuerte (me gustan mucho las metáforas porque atraen mucho más la atención y dan fuerza al mensaje) como cuervos hambrientos robando, picoteando, usurpando la vida de sus hijos, dejando a sus polluelos sin plumas, con heridas, sin ganas de volar y a veces hasta sin ojos. ¿Cómo se podrá enfrentar una persona a su vida siendo tan dura en su comienzo? ¿Cómo se puede volar así? Las respuestas las tiene cada uno.   Resp.
 JLC  22/Junio/2017 12:05
(A VVVV) Totalmente de acuerdo, VVVV. Es una colosal tragedia... :(

Muchas gracias por comentar y un saludo,   Resp.
 Sarasvati  22/Junio/2017 14:37
Millón de gracias, Jose Luis, que maravillosa y emocionante carta.¡ Eres extraordinario!. Tras leer la carta, he tenido una sensación, inmediatamente, enorme de más fortaleza y ganas de seguir con mi camino hacia el amor propio con más seguridad y alegría. Pensando en que se hacía absoluta justicia a mi persona, en mis tiempos, cuando aún convivía con la familia. Y al pensar eso, sentí lo malisimamente mal y mal que estaba en mi adolescencia, por no entender lo que tú maravillosamente bien explicas aquí, y pensar que algo ocurría, pero que confíaba en que ellos me querían y yo honrarlos a pesar de todo.

Tal vez, en mi opinión, esta carta debe llegar sobretodo a esta parcela de la población: los adolescentes. A todos esos seres humanos sufrientes en, diría yo, la peor etapa de su vida en la que están adentràndose al mundo y sociedad cruel.

Y sobretodo como, bien redactas, a todos y cada uno de los padres.

Un fuerte abrazo.   Resp.
 Neo  23/Junio/2017 03:05
Magnífica la carta y magnífico el comentario de VVVV, del que me quedo con esto:

"En algunos no hay retorno posible, porque no se cuestionan que ese alejamiento no es para hacerles daño, si no para evitar ser dañado. Siguen siendo agujeros negros insaciables de cuidados y atenciones que reclaman de forma equivocada a sus hijos."

Más claro agua. Y los que no entienden que no es para hacerles daño sino para evitar seguir siendo dañado es porque o no pueden o no quieren. Pero en realidad el motivo da igual. Si no lo entienden hay que alejarse. En defensa propia. Mirando por uno mismo. Porque todos tenemos derecho a vivir y a intentar ser felices. Todos.   Resp.
 Alguien  23/Junio/2017 14:01
Ganar consciencia, hacer soportables los traumas, apartarse de lo tóxico y mejorar como ser humano implica un importante y costosisimo proceso de enfrentar el miedo y el dolor que cada quien alberga.

Casi nadie está preparado para esto, ni siquiera acompañado de un guía competenete. Eso no quiere decir que no existan personas que logren avanzar, pero son minoría, gotas en el mar de la neurosis.

En realidad la psique humana es un órgano muy débil rodeado de una gruesa capa de narcisismo   Resp.
 Tatum  27/Junio/2017 19:56
Maravilloso carta, José Luis.

Y buenísimas aportaciones de todos.

¡Qué difícil es superar la barrera que constituye la institución familiar, esa que parece inquebrantable! Solo derribándola se consigue ver luz entre tanta maleza.

Un abrazo   Resp.
 Gloria  12/Julio/2017 19:58
Me sumo maravilloso   Resp.
 

Publicar un comentario:

(Previa revisión del Moderador • Normas)

Control Antirobot:
 

Las relaciones virtualesLa otra cara de tu luna
 
Página Facebook:
JOSÉ LUIS CANO GIL© Copyright   Motor: Pivotx
JOSÉ LUIS CANO GIL© Copyright
  Motor: Pivotx
Blogalaxia   Paperblog  psicólogos en Barcelona (ciudad) y Barcelona