Últimos Coments:

Dan Ross (Sala de Ser 2018): Comparto «Un secreto a voces» (Amy Berg, … 21/Abr 19:27
Langstrum (Carta a una madre…): Ey! Da miedo! Ya te digo. Salir de tu … 21/Abr 18:31
Lluvia (Carta a una madre…): Te aplaudo y te felicito!! Qué bien, qué… 21/Abr 12:50
JLC (Sala de Ser 2018): Pues no sé qué decirte... El pensamiento … 21/Abr 12:29
Neo. (Sala de Ser 2018): Tú dices: "Ya Freud señaló las afinidade… 21/Abr 01:58
Langstrum (Carta a una madre…): Hola a tod@s: Me veo totalmente reflej… 21/Abr 01:05
ARCHIVO
 Sala de Ser
RSS

Mis ebooks






Ver más
 Cine

Temas

Citas

Facebook

Difunde

Si quieres divulgar los enfoques de este blog, puedes copiar y pegar en tu sitio web el código del siguiente banner:

Copiar código


 
Último post: Últimos comentarios:
Dan Ross (Sala de Ser 2018): Comparto «Un secreto a voces» (Amy Berg, … 21/Abr 19:27
Langstrum (Carta a una madre…): Ey! Da miedo! Ya te digo. Salir de tu … 21/Abr 18:31
Lluvia (Carta a una madre…): Te aplaudo y te felicito!! Qué bien, qué… 21/Abr 12:50
JLC (Sala de Ser 2018): Pues no sé qué decirte... El pensamiento … 21/Abr 12:29
Neo. (Sala de Ser 2018): Tú dices: "Ya Freud señaló las afinidade… 21/Abr 01:58
Langstrum (Carta a una madre…): Hola a tod@s: Me veo totalmente reflej… 21/Abr 01:05
02 Abril 2018

¿Homo sapiens?

La soberbia del mono loco
Por JOSÉ LUIS CANO GIL

Somos cagadas de mosca en el Universo.
J. A. Portuondo (psicoanalista)

Sabemos (y olvidamos) desde siempre que la fuente absoluta de todos nuestros males es la vanidad. La soberbia sin límites. El narcisismo de creernos inmensamente mejores de lo que somos. ¡Nada menos que -por ejemplo- "hijos de Dios" o "cumbre de la Evolución" (1)! De tal delirio de grandeza brotan individual y colectivamente todos nuestros antropocentrismos, etnocentrismos, dogmatismos, tecnologías y abusos de todo tipo contra los individuos, las sociedades y la Naturaleza. De la compulsiva negación, en efecto, de que sólo somos engreídos monos parlantes, enloquecidos -además- por la violencia universal contra la infancia.

El ego humano se ha atribuido el pomposo título de "homo sapiens" (sabio, inteligente), como si realmente lo fuera. Pero no es así. Somos, desde luego, animales "racionales", pensantes, muy hábiles en el uso de nuestro córtex lógico, etc. Pero ello no nos convierte en inteligentes ni debería enorgullecernos demasiado. Cada ser vivo desarrolla -incluso en grado extremo- sus propias habilidades y, como ya vimos aquí, hay una gran diferencia entre pensamiento e inteligencia. Hasta las personas más sagaces pueden pensar grandes estupideces. Si realmente fuésemos inteligentes, lo primero que haríamos sería desconfiar, no tomarnos tan en serio esa cognición cuadriculada que nos confunde y asfixia con sus dorados fuegos de artificio: lenguaje, lógica, teorías... Así descubriríamos con asombro y humildad que quizá los seres humanos seamos "otra cosa".

En mi opinión, hace ya mucho tiempo que nuestra racionalidad destruyó nuestros instintos y, al hacerlo, perdimos para siempre el norte de la vida. Ya ni siquiera vivimos en ésta, sino exclusivamente en nuestra jaula virtual de pensamientos y palabras. Por eso no sabemos criar a nuestros hijos, ni respirar, ni comer, ni dormir, ni sentir, ni disfrutar, ni empatizar, ni ser felices, ni conservar todo lo bueno y hermoso de la tierra. Sólo alcanzamos a reproducirnos sin cesar y difundir voluntaria o involuntariamente toda clase de sufrimientos. E incluso Einstein o Mozart, esas "cosas buenas" que solemos defender cuando reflexionamos sobre las miserias humanas, son también subproductos de éstas. (2)

Todas nuestras sociedades son formaciones reactivas contra la insoportable evidencia de que somos criaturas necias e insignificantes. Por ello exaltamos todo lo humano y nos horroriza la muerte. Nos creemos animales superiores e incluso espirituales, cuando somos la especie más destructiva -y autodestructiva- del planeta. Tememos lo vivo, lo emocional y lo inconsciente. Idolatramos el pensamiento y despreciamos el corazón. Negamos nuestros errores, a los que después llamamos con odio "el Mal". Abusamos de todo porque no amamos ni empatizamos con nada. Denominamos "Progreso" a nuestro decadente -e incluso suicida- alejamiento de la vida. Adoramos la misma locura (narcisismo, guerra contra la Naturaleza, delirios de la razón) que nos hace ser cada día más desdichados y violentos... Etcétera. Ahí están, si no, la neurosis global, la bomba atómica, los genocidios, el agujero de ozono, la extinción de ecosistemas o las redes sociales. (3)

Pero lo contrario de la soberbia es la humildad. Lo opuesto al intelecto es la experiencia. Nunca importó lo que pensamos de las cosas, etc., sino sólo lo que sabemos de ellas. Lo que vivimos personalmente con toda nuestra atención y nuestros sentidos. Lo llamamos conciencia. Cuando vivimos con conciencia, sin mitificar nuestra racionalidad, descubrimos que el mundo es mucho más sencillo y, a la vez, mucho más enigmático de lo que jamás podríamos "pensar" (4). Y este descubrimiento es anonadante. Más allá de todas las palabras, comprendemos de pronto que no sabemos nada. Que no somos nadie. Que ningún ser es mejor ni peor que cualquier otro. Que jamás fuimos homo sapiens sino, como mucho, homo irrelevans...

Y sólo entonces, despertando de nuestra arrogancia, podemos al fin ser empáticos y amar.

__

1. Tontería similar a suponer que cierta rama de un árbol es la "cima" de dicho árbol. O que la cola del gato es "superior" o más "evolucionada" que sus bigotes.

2. La ciencia y el arte son secuelas y, a la vez, defensas contra los estragos antibiológicos de nuestra egolatría. Los niños y la Naturaleza no necesitan "ciencia" ni "arte", porque ellos mismos son la vida.

3. Es cada vez mejor sabido que las redes sociales, nacidas supuestamente para "conectar" a la gente, están paradójicamente ayudando a degradarla psicológica, intelectual, moral y políticamente. Se la está encerrando en un mundo paralelo de evasiones "virtuales" o, en rigor, alucinatorias. Un sueño dentro de otro sueño. Un círculo más de la psicosis humana.

4. No se trata de sucumbir al irracionalismo, los instintos, etc. El pensamiento humano es indispensable, a condición de que no lo glorifiquemos ni nos esclavicemos a él. "La razón fue hecha para el hombre y no el hombre para la razón".

Para saber más:
El planeta de los monos locos
El narcisismo
El narcisismo y el Mal

Adicción a la pornografíaLas personas nevera
PRINCIPAL | ARCHIVO

6 comentarios
ComentarÚltimo Comentario
 Mighty  04/Abril/2018 10:47
Olé, José Luis! Buenos días. Estoy en cama con una ciática, producto de mi agobio, seguro, y me he pasado x aquí. Maravilloso y lúcido artículo. Muchas gracias y feliz jornada.   Responder
 Rosalba   06/Abril/2018 00:46
Hace unos días sufrimos un asalto, por error, a nuestra casa por un puñado de ese tipo de hombres que mencionas, además de todo lo que nos describes venían armados, nos golpearon, nos humillaron, a los vecinos que querían ayudarnos por que nos conocen y saben que somos una familia que no se mete con nadie, los humillaron también y hasta corretearon cortando cartuchos, yo no sabía que hacer si defender a mis hermanos a mi esposo u ocultar a mis hijas...opte por mis hijas. Hoy vivimos con miedo de represarías por esos seres que hoy abundan en mi país. Seres que nunca pensé que existieran, seres que están muy lejos de ser humanos. Me siento sola, en una inmensa sociedad a la que no le importa ni un ápice el sufrimiento ajeno.   Responder
 Alguien  06/Abril/2018 01:18
Pienso que no solo las sociedades, si no todo el fenómeno narcisista es una formación reactiva ante nuestra debilidad tanto física como mental y emocional ante el medio que nos rodea.

Me explico.

No estamos físicamente preparados para vivir en este medio natural. No tenemos garras para defendernos, ni alas para huir, ni pelos para soportar el frío, ni joroba para almacenar agua y alimentos. Estamos desnudos ante el peligro, ni siquiera podemos encontrar comida de forma instintiva.

Nuestro cerebro no es "inteligentísimo" como creemos en el sentido de entender las cosas, en realidad es un órgano adaptable y plástico con el único objetivo de sobrevivir. No somos inteligentísimos, lo que somos es muy pero muy adaptables y oportunistas en el corto plazo. Ni siquiera nuestro cuerpo físico puede atender las exigencias energéticas de este cerebro que tenemos, ya que con todo lo básico que pueda ser consume el 40% de la energía corporal y no de cualquier energía ya que solamente funciona con energía de alta calidad: glucosa. El pensar "en profundidad" para entender las cosas que nos rodean, por lo tanto, tiene unos requerimientos energéticos prohibitivos y de aquí esa pereza de pensar y razonar, es mejor la estrategia chapucera a corto plazo para salir del paso....consume menos energía.

Ni siquiera nuestro cerebro es capaz de procesar de forma coherente toda la información sensorial que le llega, por ejemplo el leer una hoja escrita nos toma unos minutos, el comprenderla y madurarla muchísimo mas. Una hoja escrita posee unos 40.000 bits de información que tardamos minutos sino horas en comprender y asimilar. Nuestros ojos producen unos seis millones de bits por segundo de información, el cerebro descarta mas del 99% de todo eso porque no lo puede procesar. De aquí todas esas ilusiones ópticas.

Nuestro sistema emocional es extremadamente débil, no soportamos ni el dolor, ni el estrés, el miedo nos pierde, pareciera que solo somos capaces de estar relativamente bien en un medio hiper favorable y placentero. Le tenemos terror al dolor emocional. Es que ni siquiera controlamos no ya el 100% pero ni siquiera el 30% de nuestra mente, la mayoría de su contenido es inaccesible para nosotros.

Para colmo todas estas capacidades cerebrales mas o menos chapuceras toman una década en desarrollarse, década donde los progenitores deben de atender constantemente a la cría consumiendo importantes cantidades de energía y poniendo constantemente en peligro la supervivencia de la especie. El tener descendencia con semejantes requerimientos de crianza hace a los progenitores muy débiles ante el entorno y los depredadores por lo tanto disminuye sensiblemente sus probabilidades de supervivencia, pero el no tener descendencia equivale a la extinción segura. Escoja usted y súmele esto a la debilidad emocional que nos caracteriza.

Es que ni siquiera soportamos bien el estar vivos y medianamente conscientes ya que inmediatamente surgen preguntas tales como ¿sobreviviré?,¿moriré?,¿habrá un desastre....estallará el volcán?, ¿ que será del futuro y de mis hijos?, etc,etc. Toda esta angustia existencial es el premio de estar medianamente conscientes, no lo soportamos bien y establece en los humanos una base neurótica por el solo hecho de estar vivos.

Sin defensas naturales contra el medio y los depredadores, con un cerebro que consume cantidades astronómicas de energía y tarda una eternidad en medio funcionar, con un sistema emocional muy débil que no encaja las contrariedades y en constante tensión ante la angustia de estar vivo. Condición desdichada como pocas ante la que la única defensa que es capaz de esgrimir la raza humana es la huida hacia la fantasía.

El narcisismo es una de ellas, básicamente de trata de una fantasía de omnipotencia, de convencerse a si mismo que "SI PUEDE" que es invencible y que es lo más de lo más por lo que nada "malo" podrá sucederle.

Lo malo se olvida o se reprime, lo bueno se recuerda siempre. Necesitamos llenar nuestra mente de objetos buenos para darnos valor.

Lo malo y los fracasos se atribuye a otros o al entorno, nunca a nosotros mismos. No soportamos ni eso y por eso lo proyectamos. Curiosamente los éxitos si son nuestros.

La otra es simular que la muerte no existe.

Otra muletilla muy socorrida es descargar esa gran afrenta a nuestro narcisismo proveniente de nuestra debilidad intrínseca ante el medio haciéndole daño a quien consideramos mas débil que nosotros. Eso nos hace sentir poderosos en nuestra fantasía de omnipotencia, de aquí proviene eso que llamamos "el mal", no es algo externo a nosotros que anda flotando por allí, es la triste respuesta que damos a nuestra desdichada condición biológica.

Yo me atrevería a decir que el origen del lenguaje y de lo simbólico tiene su raíz en la necesidad de huir del mundo real -- donde somos débiles e insignificantes por naturaleza -- hacia un mundo donde podemos ser lo que queramos y ordenarlo a nuestro antojo dándole rienda suelta a nuestro deseo de omnipotencia. En el mundo simbólico podemos ser dioses y de aquí este empeño por el mundo de las ideas donde se discute sobre las mismas como si fuesen reales llegándose a guerras y conflictos armados con millones de muertes por algo que en realidad no existe, solo existe en nuestras cabezas.

Siempre me ha llamado la atención a modo de paroxismo narcisista filogenético esa campaña de "SALVEMOS AL PLANETA" donde todo tipo de personajes de medio pelo sale en los medios exhortándonos a "SALVAR AL PLANETA". Pero vamos a ver, el planeta tiene ya 4.500 millones de años, ha pasado por todo tipo de catástrofes y cataclismos imaginables: meteoritos, erupciones volcánicas, glaciaciones, pérdidas de atmósfera, ha experimentado por lo menos cinco episodios de extinción masiva donde ha desaparecido hasta el 95% de la vida....y siempre "el planeta" se ha recuperado, siempre a vuelto a alcanzar otro equilibrio, siempre se ha regenerado de una forma u otra. ¿ Que nos creemos....que somos capaces de controlar fuerzas tan formidables ?, si ni siquiera podemos parar una tormenta de verano, si con una simple granizada salimos corriendo.

Al planeta no le va a pasar nada, seguirá con sus asuntos hasta que el sol se apague dentro de 5.000 millones de años.

Los que vamos a desaparecer somos nosotros, a ver si nos aclaramos en a quien hay que salvar.

Un saludo   Responder
 JLC  06/Abril/2018 12:12
(A Rosalba ) Es espantoso... :( Ojalá vayáis encontrando medios políticos para luchar y prevenir todo eso... Pero sí. El infierno no está en el "más allá", etc. El infierno es el ser humano.

Un saludo, Rosalba.   Responder
 Tatum  09/Abril/2018 21:24
Maravillosa entrada.

El problema es que es una pescadilla que se muerde la cola, violencia engendra narcisismo y narcisismo da lugar a violencia. Y parece imposible escapar de eso, al menos en gran medida.

Ese sentirse mejor que los demás siendo nosotros, como en la cita de Portuondo, "cagadas de paloma en el universo", nos está haciendo un daño inimaginable.

Y lamento decir que me gustaría ser optimista al respecto pero no lo soy demasiado.

Saludos.   Responder
 Lys  13/Abril/2018 01:08
He pensado eso prácticamente desde cría. Por eso me/nos persiguen y nos/me acosan tantos . Porque están cómodos en su putrefacción y al sentir a alguien diferente quepiensa como en esta entrasa de blog, estos narcisistas escupen sobre el. Menos mal que no estoy sola, somos muchos pensando igual. Ladran, señal que cabalgamos.
Cada día el blog está mejor. Ojalá se hablará algún día de los tíos narcisistas, esos parientes hermanos de padres narcisistas que hacen estragos con los sobrinos también, o presencian su quema en la plaza.   Responder
 

Publicar un comentario:

(Previa revisión del Moderador • Ver Normas)

Control Antirobot:
 

Adicción a la pornografíaLas personas nevera
 
Página Facebook:
JOSÉ LUIS CANO GIL  •  © Copyright  • 
JOSÉ LUIS CANO GIL© Copyright
Blogalaxia   Paperblog  psicólogos en Barcelona (ciudad) y Barcelona    by Pivotx