OTROS AUTORES

<< Artículos

 

La ceguera emocional

Alice Miller

Fuente

 

21 Puntos

1. El niño recién nacido siempre es inocente.

2. Cada niño necesita entre otras cosas: cuidado, protección, seguridad, calor, contacto con la piel, tocar, acariciar, sensibilidad...

3. Estas necesidades rara vez son suficientemente satisfechas; de hecho, a menudo los niños son explotados por los adultos para sus propios fines (trauma de abuso infantil).

 4. El abuso tiene efectos de por vida.

5. La sociedad defiende al adulto y culpa al niño por lo que se ha hecho con él.

6. El maltrato infantil ha sido negado históricamente y sigue negándose hoy en día.

7. Esta negación hace que la sociedad ignore sus efectos devastadores.

8. El niño, traicionado por la sociedad, no tiene otra opción que reprimir el trauma e idealizar al abusador.

9. La represión conduce a la neurosis, a la psicosis, a los trastornos psicosomáticos y a la delincuencia.

10. En la neurosis, las necesidades del niño han sido reprimidas o negadas; en cambio, se experimentan sentimientos de culpa.

11. En la psicosis, el maltrato se transforma en una versión ilusoria disfrazada (locura).

12. En los trastornos psicosomáticos, se siente el dolor de los malos tratos pero se ocultan los orígenes reales.

13. En la delincuencia, la confusión, la seducción y el maltrato infantil se dirigen hacia fuera una y otra vez.

14. El proceso terapéutico sólo puede tener éxito si se basa en descubrir la verdad sobre la infancia del paciente, en lugar de negarla.

15. La teoría psicoanalítica de la "sexualidad infantil" realmente protege al padre y refuerza la ceguera de la sociedad.

16. Las fantasías siempre sirven para ocultar o minimizar la realidad de una infancia insoportable, para que el niño pueda sobrevivir; por lo tanto, el supuesto trauma inventado es siempre una versión menos dañina que la real, que ha sido reprimida.

17. Las fantasías que se expresan en la literatura, en el arte, en los cuentos de hadas y los sueños, a menudo transmiten inconscientemente experiencias de la niñez temprana en forma simbólica.

18. Este testimonio simbólico es tolerado en nuestra cultura gracias a la ignorancia crónica de la sociedad sobre la realidad de la infancia. Si se entendiera la importancia de estas fantasías sería rechazadas.

19. Un delito pasado no se deshace por comprender la ceguera y las necesidades no satisfechas de su autor.

20. Los nuevos delitos, sin embargo, sí pueden prevenirse, si las víctimas empiezan a ver y a ser conscientes de lo que han hecho con ellos.

21. Por lo tanto, los relatos de las víctimas serán capaces, con el tiempo, de lograr más conciencia y responsabilidad social.

<< Artículos

www.psicodinamicajlc.com